Old No. 666

La última bocanada de este cigarrillo sabe a lo único que puede: a humo.

Aborrezco a los modernos romanticistas que adornan inútilmente cada frase, para sentirse más intelectuales. Eso es, más dignos de una copa de vino barato para mirar obras por horas enteras, haciendo gestos de “si, oh, que interesante”.

Por eso no pienso en verso. Lo mío son palabras impulsivas, instintivas, inconexas si se quiere. Es incluso mejor. Es como la felicidad. No es perfecta, son sólo trozos.

Piso la colilla que luego me mira prostituida y deshechada (en ese orden), y sigo acariciando la calle. Saltan chispas a mi paso en el asfalto, esta noche me siento mas eléctrico que nunca. Quiero ser imprudente, agresivo y despiadado! Quiero mi dosis de desenfreno!

Necesito un trago. Una cerveza? hmm no! una botella mas grande. Mi botella de bourbon; la única chica que, sin curvas voluptuosas me da las noches mas salvajes!

Quiero estar con ella. Con muchos o pocos, pero especialmente con ella. Saltar, patear, gritar en el frío de cualquier noche.

Reirme. Reirme! JAJAJAJAJAJAJAJA!!! Me río de mi muerte, la veo y me ve, y mi risa vulgar, habla. Habla y dice “que te den por culo!”

Ella lo sabe (pero por supollo!), y por eso anda tras de mí en su Dodge Charger del 69 (negro,como cualquier cliché funebre), que suena como la indigestión del demonio, a quien personalmente le recomendé un sitio o dos para ligar buenas chicas.

El auto?  Anda en él por una de dos razones (o por las dos): I. Alguno de mis gustos aberrados por la potencia arrolladora.

II. Tal vez es la única maldita máquina que alcanza la velocidad a la que ando, aunque tarde o temprano me alcanzará, pero RAYOS Y CENTELLAS! No quiero morir con dignidad, sólo con estilo! quiero que me arrolle mientras le grito “me follé a tu madre!” asi no sea cierto.

No quiero hablar de Dios, sólo quiero ver su cara/ soy la destrucción, tu solución!!

Se repite la misma estrofa una y otra vez. Y es gracioso, porque su cara no me mira. una botella Budweiser de cuello largo lo mantiene perfectamente ocupado, sin darse cuenta de los gestos obscenos que hago, ni de como me río descaradamente de todos los pobres incautos que ponen sus voluntades al servicio de un hippie masoquista.

Pero es un buen tipo, me cae bien. tal vez lo invite a mi parrillada de Domingo, al mejor estilo suburbano.

Eh, en qué estaba?… ah, si. Justo ahí. A punto de besar un par de
amargos labios de Tennesee. Me entrego a tu destrucción, belleza criminal.

Y que se haga tu voluntad tanto en mi cerebro como en mi hígado. Sólo déjame un buen rostro para la foto.

Qué!!
ya, se acabó el texto!
Como joden!


De momento escuchando:
Generacion Perdida


Anuncios

Man´s Ruin

En esta misma alcantarilla quedó mi voluntad, en el fondo de los avernos.
Ocres y rojos encendidos son cada vez más cercanos. Duelen los ojos, mientras
susurran a mi oído “tus puños serán inútiles esta vez. Tonto! no ves que nunca puedes ganar?”
Lo siento, Frank. Ya no te puedo escuchar.
Hoy quiero ser un sordo. Hoy quiero ser un cobarde.

No quiero aceptar lo que me gritan las furias, que me señalan con sus manos pustulosas y llenas de razonable maldad,
quiero gritarles en sus putridas caras. Me niego a alejarme, rotundamente. Me niego a ser su amigo, no puedo fingir;
que esto nunca sucedió. Elegiría despertar, ingenuamente y saber, ficticiamente, que todo esto fué un mal sueño.
que esos ojos claros nunca me hicieron sentir afortunado, y que esos labios rojos nunca me llevaron a la perdición,
tan sutil y deliciosa.
Entretanto, seguiré desobedeciendo todas las voces que claman rendicion y retirada, especialmente la suya. Nunca fué cuestion de meses, o de años. En un efímero instante, aquel rostro esquivo despertó en mi lo que nunca supe que existía.
Nunca me enteré, y todavía no puedo creer, que pudiera querer a alguien, hasta que (fisicamente) sintiera el dolor de la impaciencia.

Me va a estallar la cabeza de pensar en ella.
Me va a estallar el pecho por no tenerla.
Porque soy suyo, y me entrego a la justicia de su despiadada belleza.

Published in: on julio 31, 2008 at 1:33 am  Dejar un comentario  
Tags: ,