El Mal I

A veces me encuentro con aquellas mujeres demoníacas,
caminan con arrogancia y nos ignoran.

Desafiantes, y aun asi siempre seductoras.
Se cubren con sedas, vapores perfumados
y en las noches nos miran, inmóviles, con ojos de lince.

Al hombre descuidado engañan, disfrazadas de angustias
o simplemente lo distraen con sus curvas de valkiria.

Oh,hermano, en mal momento hemos perdido la prudencia (y la verguenza)!
Aprisionados estamos en su regazo, su sexo nos llama con ansiedad!
Lujuria! Ira! Venganza!

Como tres ninfas criminales, saciarán su sed en nuestros cuellos.

De momento escuchando:
Disgraceland
Por Elvis Hitler

Anuncios
Published in: on junio 13, 2009 at 3:34 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://punto50.wordpress.com/2009/06/13/el-mal-i/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: